Atrévete a diseñar tu propia ropa

Woman Using Sewing Machine¿Eres adicta a la ropa? ¿No hay nada que te haga más feliz que tener distintos modelos de prendas en tu guardarropa? No esperes más y aprende a realizar tus propios diseños que tendrán un ajuste perfecto a tu silueta y lo mejor, tendrán tu estilo personal que nadie más podrá igualar.

Para comenzar no te estreses al intentar realizar complicados vestidos de alta costura, porque primero debes ensayar, y nada mejor que partir por lo más básico como tu primer proyecto, como por ejemplo una falda simple, una polera o una camisa de dormir, para que de esta manera, acostumbres tus manos a la máquina de coser y a las telas lo mejor posible.

Puedes adornar ropa que ya estaba en tu clóset, sin embargo debes tomar prendas que no te gusten mucho o simplemente comprar ropa usada, para que puedas experimentar ámpliamente y no tener miedo de quitar cuellos, hacer agujeros  o  darle nuevas formas a un atuendo que amas.

Imaginar y crear

Después imagina la prenda de tus sueños y atrévete a dibujarla con la mayor cantidad de detalles posibles, incluso las costuras. Acto seguido debes comprar una tela de bajo costo para hacer la copia de tu diseño, corta, aplica alfileres y sé crítica en cuanto a tus errores;  luego con la tela perfecta mide, corta y cose tu gran creación.

No desertes al momento que no resulte el modelo que deseabas,  pues entre más practiques más posibilidades tienes de salir exitosa con lo que salió de tu cabeza, y recuerda si puedes imaginarlo, puedes crearlo.

Al ser capaz de confeccionar tu propia ropa, estarás ampliando la variedad de diseños, colores y formas de tus prendas, además permitirá que expreses tu creatividad al máximo, y lo más importante, serás la envidia de todas tus amigas con tus diseños exclusivos.

Ventajas de confeccionar ropa propia

No sólo será entretenido hacer un  estilo propio, al confeccionar la ropa de uso diario propia, se pueden sacar muchas ventajas.

  • Se puede estrenar  cada vez que se quiera una teñida distinta.
  • No se gasta mucho dinero en ropa, sólo tiempo y dedicación,
  • La ropa queda a la medida y se adapta al cuerpo de quien se diseño.
  • Se pueden escoger los colores y estampados que se prefieran, al gusto la vestimenta.
  • Se puede empezar un negocio al confeccionar y vender la ropa.
  • Se ahorra dinero en comprar ropa, se reduciría el costo al comprar sólo telas.

Comments are closed.