Cómo cocinar de forma más sana

Muchas personas piensan que cocinar de forma sana exige mucho tiempo y una infinidad de accesorios especiales en los muebles de la cocina. Además, también existe la idea generalizada que comer de forma sana es más caro que comer mal.

Estas dos ideas están equivocadas. A través del cambio de algunos hábitos en nuestro cotidiano, es posible cocinar de forma sana y tener una alimentación equilibrada. Descubre como: salud

Vaya a las compras siempre con tiempo

Es importante ir de compras con tiempo disponible. Cuando vamos al supermercado con mucha prisa, la tendencia es comprar alimentos más grasos y menos sanos. Lo mismo vale para aquellos que costumbrar ir al supermercado con hambre.

Opta por ir de compras después de cenar y hacer una lista de lo que realmente necesita. Resista la tentación de las promociones sobre los productos que no son saludables, como galletas llenas de azúcar y alimentos congelados.

No deje la carne a descongelar durante el día

Es muy común que dejemos pollo u otro tipo de carne a descongelar durante el día, arriba de los muebles de la cocina. Sin embargo, este es un hábito peligroso porque el cambio drástico a que la carne está sujeta hace proliferar bacterias perjudiciales a la salud, lo que también retira valor nutricional al alimento. Lo aconsejable es dejar la carne descongelar durante la noche, sacándola del congelador y colocándola en el refrigerador.

Cocine los alimentos de forma saludable

Cocinar verduras en mantequilla o en grasas animales hará que una parte importante de su valor nutricional se pierda. Por eso, lo aconsejable es cocinar las verduras con un poco de aceite. Debe optar por el aceite de oliva virgen y dejar de lado los aceites refinados. Otro aspecto que debe tener en cuenta es la cantidad de verduras que deben constar en su plato. Para seguir una alimentación sana, debe cubrir el 50% de su plato con ensalada y verduras.

Cocinar a vapor

Cocinar a vapor es un método poco utilizado en los días de hoy, pero es uno de los más sanos. Cocinar a vapor significa que los alimentos se cocinan en su propio zumo, lo que conserva sus nutrientes. Otra ventaja de cocinar a vapor se relaciona con el sabor de los alimentos.

Al utilizar este método, el sabor natural del alimente se mantiene inalterado. Finalmente, cocinar los alimentos a vapor va a mejorar el funcionamiento de los intestinos, debido a la cantidad de fibras que los alimentos mantienen cuando están sujetos a este método.

Apueste sobre las hierbas aromáticas

La elevada ingestión de sal es uno de los problemas de nuestra alimentación. El consumo de grandes cantidades de sal aumenta la probabilidad de tener enfermedades cardiovasculares, y de sufrir de hipertensión. Así, es fundamental reducir al mínimo posible la cantidad de sal en nuestras comidas.

Es posible hacer eso sin sacar sabor a los alimentos, solo tienes que aprovechar las hierbas aromáticas frescas. La albahaca, por ejemplo, tiene una acción anti-inflamatoria y antioxidante. El perejil, una de las hierbas aromáticas más utilizadas en la gastronomía y es una buena aliada en la prevención de problemas urinarios.

El importante es innovar  y experimentar sabores para conseguir reducir fácilmente el consumo diario de sal.

Comments are closed.