Cómo utilizar las joyas en las situaciones adecuadas

utilizar_joyasLas joyas son accesorios indispensables en diversas ocasiones, sin embargo, muchas veces terminamos confundidas cuando llega la temida hora de elegir la más indicada y nos equivocamos. Es por esto que a continuación te daremos una serie de consejos para que puedas aliviarte del estrés de decidirte por uno, especialmente en esos momentos cuando estás con el tiempo en contra.

Cuando ocupar la joyería más “llamativa”

Al recibir una invitación a una fiesta de gala, matrimonios o  un cumpleaños, son oportunidades que requieren traje formal, y esa es la hora de aprovechar los accesorios. En estas ocasiones las joyas pueden ser mucho más vistosas, llamativas y con certeza harán toda la diferencia en el resultado final.
Collares suntuosos, aros grandes y todo el tipo de modelos más grandes, con piedras nobles y brillo son permitidos. El importante es saber mezclar los accesorios de manera armoniosa y elegante. Para las personas más clásicas, los diamantes, perlas y el oro blanco son una tradicional y excelente opción.
Las joyas también funcionan en la formalidad
Eventos relacionados a trabajos o hasta una reunión, pueden ser oportunidad para elegir una joya. Aproveche el momento y opte por los accesorios más sencillos. La idea es no hacer exageraciones, para que el trabajo no deje de ser el enfoque.
Por lo tanto, los conjuntos discretos (aros y collares, pulseras y anillos, entre otros) son buenas opciones que pueden ser utilizadas tanto en oro amarillo, como también en oro blanco. Otro consejo es ocupar piedras que no se destaquen tanto con el color de ropa ocupado.

Joyas para el día

Muchas veces, cometemos un gran error y asociamos joyas solo a ocasiones especiales y eventos nocturnos. Aunque las joyas transmitan glamour y brillo, su uso en el cotidiano y en día no es algo que está prohibido en la moda.
Sin embargo, es necesario recordar que las opciones para el cotidiano pueden ser más discretas, como por ejemplo los clásicos pares de aros de perlas, anillos con una única piedra mediana o brillante y pulseras de oro y plata sin muchos detalles.
Poner una joya es una forma de importarse consigo mismo, por eso no importa si el ítem es discreto. El gran secreto de las joyas es que siempre serán un detalle que irá lucir de manera hermosa en su producción.

 

Comments are closed.