Conoce acerca de los tipos de parto

parto_prematuroEl embarazo es una etapa de muchos cambios para la mujer, algo bello, importante pero que representa sin duda una antes y un después para quienes son madres por primera vez. Por eso, con el propósito de estar preparadas para lo que se pueda presentar al momento de dar a luz, debes tener claro bajo qué condiciones se puede dar el nacimiento de tu bebé.

Cuando piensas en opciones de parto seguramente sólo piensas en parto normal y cesárea. Efectivamente, éstas son las dos modalidades, pero además están las clasificaciones de acuerdo a la semana de gestación en que se produce el nacimiento y si éste se da de forma natural o inducida.

El parto normal es aquel donde el bebé sale por la vagina, el conducto regular y natural de nacimiento, mientras que la cesárea, o parto abdominal, consiste en una intervención para la cual se realiza un corte en la parte baja del vientre con el fin de extraer al bebé. Esta última modalidad se da en diversos casos, ya sea por opción propia de la madre, por su imposibilidad de resistir un parto normal o bien porque el bebé puede presentar complicaciones, como el cordón enrollado al cuello por ejemplo.

Parto natural: este es el parto en que no se utilizan fármacos para el proceso de nacimiento y la mujer elige la posición en que desea dar a luz. Usualmente se realiza en posición horizontal, sin embargo los especialistas dicen que es en posición vertical que se facilita más el procedimiento, se abre más el canal de parto y con la ayuda de la gravedad el bebé baja más rápido.

Parto prematuro: este puede ser uno de los más complejos para el bebé y la madre, es el que se da entre la semana 28 y 37 del embarazo. Este incluso puede darse antes de la semana 28 y mientras más temprano se da el parto más probabilidades hay de que el bebé no sobreviva.

Evitar el parto prematuro es una de las preocupaciones más latente entre las embarazadas, para ello es necesario seguir todas las indicaciones del médico y guardar reposo total si es necesario.

Parto inducido: en estos casos el nacimiento del bebé se induce mediante mecanismos válidos que no afecten su desarrollo. Este tipo de partos se da cuando la madre presenta ciertas patologías como la diabetes, hipertensión, patologías renales, hepáticas, algún cáncer, etc.

Comments are closed.