¿En qué consiste la lipoescultura?

Primero que todo ¿qué es una lipoescultura? Te estarás preguntando. Pues mira, es una técnica estética utilizada para eliminar depósitos de grasa existentes entre la piel y el músculo, consiguiendo una mejora en el contorno corporal de forma permanente. Sin variar en el procedimiento, ésta se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo como el abdomen, piernas, brazos, nalgas, rodillas, papada e incluso el pecho masculino.
Una cánula insertada en la piel, mediante una pequeña incisión, es la que se encarga de tratar la grasa localizada.
Pero hay pasos previos. Una vez que tú, como paciente, hayas sido informada de todo lo que comprenderá la intervención y de cómo debes actuar en ella, serás conducida a una sala de operaciones. En dicho espacio, un anestesista aplicará el sedante necesario (ya sea local, epidural, o general), dependiendo de la zona en la que se vaya a realizar la intervención.
Desde media hora, hasta 2 horas (la cantidad de grasa hará variar la extensión de la lipoescultura), el especialista introducirá la cánula en una zona previamente marcada y donde se ha hecho una pequeña incisión. Este sistema irá rompiendo los depósitos grasos que serán posteriormente succionados por una máquina a la que está unida dicha cánula.
Más modernidad
Junto a esta técnica, existe la lipoescultura ultrasónica y en este caso se introduce en la grasa una sonda que emitirá sondas de alta frecuencia que licuarán las células para luego succionarlas.
Si toda ha salido como corresponde, tendrás un periodo de reposo que se iniciará una vez concluida la operación (procura ir acompañada). Luego deberás acudir a revisiones con el médico especialista, aunque lo más común es que se cite a los pacientes a las 72 horas, al mes y a los tres meses. No obstante, cada lipoescultura y cada persona son diferentes y el médico puede alterar esta agenda si así lo considera oportuno.lipo_escultura

Comments are closed.