Ropa y embarazadas: sugerencias para el vestido de fiesta

moda_embarazadasLa espera de un bebé es de las más bellas y gratificantes experiencias de la vida. Las mujeres han sido privilegiadas por la naturaleza con esta tarea y ello no debe significar un cambio radical en el estilo de vestir, ni debe ser motivo para privarse de ocasiones especiales como una gala, cena o fiesta de noche.

Las diversas líneas de ropa para embarazadas se concentran precisamente en resaltar el volumen de la barriga y en brindar comodidad a la futura madre.

En una fiesta, para las mujeres al menos, el vestido es lo más importante. En base a él se desarrollará el maquillaje, se escogerán los zapatos y demás accesorios, por lo tanto la elección debe ser minuciosa.

Para la cotidianidad el vestido probablemente sería sencillo, con muy pocos detalles y en una tela de algodón con buena caída. Pues en una fiesta las características, a excepción de la tela, son similares.

Hay que centrarse en telas livianas, con buena caída y un corte que permita resaltar la barriga, sin ejercer presión sobre ella. Algunas telas recomendadas son la gasa, satén, seda o raso/satín.

Largo, corte y color

ropa_embarazadasEl largo del vestido, aunque a veces no se considere, varía de acuerdo a los meses de embarazo. Esto se debe a que la idea es que al llevarlo puesto éste se vea a una altura similar a la parte de atrás.

Un error frecuente de las mujeres es comprar vestidos con un largo recto, adelante y atrás. Esto lo que provoca es que a medida que crece la barriga, la parte delantera se ve demasiado elevada lo cual no favorece la figura ni el estilo.

Respecto al corte, aunque algunas optan por telas elasticadas, muy ceñidas al cuerpo, a la mayoría le gusta la ropa holgada, que de libertad de movimiento. Por eso una tendencia son las que presentan bajo el escote una costura, o pretina, con la segunda parte del vestido unido con una costura arrugada, lo que permite una caída natural sobre el vientre hasta las piernas.

En cuanto al escote, lo más recomendable es algo en V o redondo. De esta forma se le saca partido al busto que, por los cambios propios del embarazo, se verá más prominente.

En materia de color, la elección dependerá en gran medida de la ocasión, la hora del evento y el lugar. Para temporadas primaverales como la actual los colores ideales son los tonos rosas, amarillos y la gama de colores pasteles, todos opcionales para salir del clásico negro que, si bien favorece de todas maneras, encasilla a las embarazadas.

 

 

Comments are closed.