¿Cómo es un bebé prematuro?

Rate this post
Foto: serpadres.es

Foto: serpadres.es

Si estás embarazada es muy probable que estés informándote sobre todos los riesgos que pueden ocurrir durante o antes del parto, y uno de es lo es que el bebé nazca prematuro. Esto implica que llegue al mundo antes de la fecha prevista, es decir antes de tres semanas del día que tu médico pronosticó.

Luego de su nacimiento, el procedimiento habitual para los bebés considerados prematuros es derivarlo  inmediatamente a la Unidad de Cuidados Intensivos que está especialmente adaptado para los cuidados neonatales. Y en ese momento es muy importante que lo cuides, le hables, lo toques e intentes pasar el mayor tiempo con él.

¿Cómo es su piel?

Es probable que si el bebé nace muy prematuro,  se perciba una capa gruesa de color blanco sobre todo su cuerpo, la que tiene una apariencia similar al queso. Luego de bañarlo su piel se verá roja y con pliegues, e incluso puede verse casi transparente pudiendo verse las venas bajo la superficie.

Si bien todos los bebés prematuros tienen la piel de color rojo -independiente de la etnia a la que pertenezcan- posteriormente con el paso del tiempo comenzará a notarse su color natural, y luego tornará a un tono más rosado, el característicos de los bebés saludables.

Además el bebé será más pequeño que los que llegaron a la vida en la fecha estipulada, es muy habitual que baje algunos gramos, así como también que tenga una apariencia más arrugada, debido a que no cuenta con la suficiente grasa para desarrollarse. No obstante luego de recibir el tratamiento médico adecuado comenzará a ganar algunos kilos y subirá de peso constantemente.

Es importante mencionar que si tu bebé nace prematuro, deberás tener cuidados especiales con él, como lo son: su alimentación, el ambiente en que lo expongas, la limpieza, tus formas de cuidarlo, y por sobre todo no olvidar la importancia de las visitas al médico.

Comments are closed.