Trucos para aumentar la libido

Con el ritmo agitado del día a día, es natural que el apetito sexual disminuya y que cuando lleguemos en casa queramos solo hacer una cosa en la cama: dormir.

Si usted vive un momento de baja en la libido, sepa que hay algunos trucos que pueden ayudar a aumentar el deseo y consecuentemente la calidad de sus relaciones sexuales. Conoce algunos: consejos

Ama tu cuerpo 

En una sociedad llena de padrones de belleza – muchas veces irreales – es casi una regla que las mujeres se sientan insatisfechas con su apariencia. Eso afecta especialmente el sexo, una vez que la practica es satisfactoria cuando los dos se sienten bien no sólo uno con el otro, sino con sus propios cuerpos.

Si no tenemos gusto a lo que vemos en el espejo, esta incomodidad ciertamente nos obstaculiza la libido. La solución puede ser mucho placentera y también simple: explorar los potenciales de tu cuerpo.

¿Sabes aquellas clases de danza del vientre que siempre quisiste tomar? Esa es la hora. Todo tipo de actividad placentera, que eleve su autoestima y haga bien para su seguridad  es una buena idea.

Actividad física 

Mantener la práctica de una actividad física es indispensable para toda la salud del cuerpo y, además, también ayuda mucho a mejorar la libido.

Las mujeres que se ejercitan -aunque sea una simple caminata- tienen más disposición para las actividades rutinarias e incluso para el sexo.

Aprovecha los beneficios de los alimentos

Existe verdad en muchas tradiciones: hay algunos alimentos que prometen aumentar el deseo sexual. Esto sucede por la acción de sus componentes en el organismo.

Entre ellos, podemos citar los frutos del mar, que auxilian en el deseo y lubricación durante el acto sexual.

La miel es otro alimento capaz de dar un up en su apetito sexual. Ayuda al cuerpo a utilizar el estrógeno y aumenta los niveles de testosterona, imprescindibles para el sexo.

La pimienta ayuda en la excitación sexual, elevando los latidos del corazón y aumentando la circulación sanguínea.

Maní, papaya, albahaca y jengibre también son grandes compañeros. Puedes incluir todos en su dieta, pero sin exceso.

Sepa lo que te gusta

A la hora del sexo, es importante que, además de sentirse bien, reconozcas sus puntos más sensibles y lo que te gusta en la cama (así como sus limites). Las mujeres que conocen bien sus cuerpos tienen más facilidad de indicar al compañero cómo y dónde les gusta ser tocadas.

Al conocer su propio cuerpo y las formas de obtener más placer, usted se sentirá más segura durante la relación.

 

Comments are closed.